Fosas sépticas benefician a agricultores brasileños

El agricultor Gilberto Wassano ya tenía una fosa séptica en su casa, pero la de su área de servicio, que recibía las aguas residuales del baño que utilizaban sus clientes, era sólo un agujero en el suelo y representaba un peligro tanto para su salud como para  su producción vegetal orgánica.

“El olor era malo y sabía que los residuos podían contaminar la capa freática”, comenta el agricultor. Fue este riesgo el que llevó a la familia de Wassano a beneficiarse del proyecto del Club Rotario de Lins “Tratamiento de aguas residuales en el Brasil rural”, en el interior del estado de São Paulo.

El proyecto de Rotary identificó decenas de casas que tenían fosas negras, en las que los residuos llegan al suelo sin tratamiento, y llevó a cabo la instalación de 75 fosas sépticas, que permiten el tratamiento de las aguas residuales, haciéndolas inofensivas para el medio ambiente.

“En Brasil, en general, las zonas rurales no cuentan con sistemas de tratamiento de aguas residuales. Soy ingeniero agrónomo y he visto esta necesidad, especialmente de los productores de frutas y verduras, que necesitan mucha agua”, indica Hemerson Calgaro, que dirigió de 2015 a 2018 el proyecto de su club rotario situado en el interior del estado de São Paulo.

“El proyecto tenía como objetivo evitar la contaminación de la capa freática y lograr que el agua de riego estuviera limpia”, subraya Calgaro. La casa de Wassano recibió una de las 75 fosas sépticas instaladas por el proyecto, en el que participaron otros dos clubes rotarios de Lins y uno de la ciudad de Flower Mound, Texas (EE.UU.).

En total, se invirtieron USD 39 203. Además de la compra de las fosas sépticas, el proyecto también organizó un taller de orientación para los agricultores beneficiados.

En la capacitación, los agricultores recibieron información sobre higiene personal y prácticas de manipulación y consumo de agua y alimentos, instrucciones sobre cómo instalar y mantener las fosas sépticas, así como instrucciones sobre el cuidado del agua y las aguas residuales.

A cambio de las fosas sépticas compradas con el dinero del proyecto, los granjeros se hicieron cargo de la instalación de los equipos. Con ello, se beneficiaron unas 360 personas de la zona rural de Lins y del municipio vecino de Guaiçara.

El cambio no solo resultó beneficioso para los receptores de las fosas, sino también para los negocios. “Se acabó el mal olor y me siento más seguro, más aún ya que mi producción es orgánica y el riego con agua tratada da más seguridad a los clientes”, concluye Wassano.Brasil2

Para llevar a cabo el proyecto, los clubes rotarios contaron con la colaboración de organizaciones locales como las Casas de Agricultura de Lins e Promissão, el Sindicato Rural de Lins, UniSalesiano, la Asociación de Agricultores de Lins y región, Sabesp y Horto Florestal.

Fuente: Rotary International
Leer en la Fuente: Fosas sépticas benefician a agricultores brasileños

Share this post